[USA] Un sindicato para las personas presas: IWW

Tres textos con los que Trabajadores Industriales del Mundo – Industrial Workers of the World (IWW) animan a fortalecer sindicatos de y para los dos millones de personas encarceladas en Estados Unidos y sometidas a trabajo esclavo tras los muros de las prisiones.

1) ¿Por qué debe unirse a los Trabajadores Industriales del Mundo quien está en prisión? – Sean Swain

– La mayoría de las personas presas sólo salen de la cárcel para volver a entrar. El sistema penitenciario crea una clase de personas incapaces de defenderse con éxito por sí solos, carentes de los conocimientos necesarios, atrapados en una puerta giratoria.

– Las cárceles sirven para fines económicos. Las cárceles son una forma de encerrar a los desempleados y de desesperar a la gente para que trabaje por salarios ridículos en empleos putrefactos. Esto sirve a los intereses de los ricos y poderosos y perjudica a los trabajadores y los pobres.

– Las cárceles sirven para propósitos demográficos. Los varones negros son el mayor segmento de la población carcelaria. Las mujeres negras son el segmento de más rápido crecimiento de la población carcelaria. Las cárceles sirven para mantener las desigualdades raciales.

– Es muy probable que los niños con al menos uno de los padres en la cárcel vayan a la cárcel también. Hijos de los presos son la población carcelaria del mañana. El ciclo continúa durante generaciones.

– No puede cambiar esta situación presentando escritos de queja que no funcionan … o a través de  tribunales que están claramente en contra de usted … o a través de peticiones a los legisladores que no se preocupan por usted porque no votas… o a través de huelgas de hambre contra funcionarios de prisión que desean que usted muera… o a través de cartas a los periódicos que han ignorado esta situación durante décadas…

Esto es lo que pasa si no te afilias  a los Trabajadores Industriales del Mundo.

Vamos a ver lo que sucede cuando sí lo haces.

La afiliación de las personas presas es gratis. ¡Únete ya!

*

2) ¿Por qué los trabajadores en libertad deben preocuparse por los presos? – Sean Swain

– Mientras que la mayoría de quienes cometen crímenes terminan en la cárcel, tenemos que tener en cuenta que los extremadamente ricos que controlan las riendas  de la economía han creado situaciones desesperadas que llevan a la delincuencia.  Pobreza, deterioro de las escuelas, desempleo generalizado y subempleo –  todas estas condiciones son creadas por una mala distribución de riqueza y poder.  Las cárceles, son entonces, la ruta por la que se deslizan los sin oportunidades; las prisiones castigan a quienes cometen los delitos y dejan libres a quienes los causan.

– Mientras que la mayoría de quienes cometen crímenes terminan en la cárcel, también tenemos que tener en cuenta que el Gobierno ha criminalizado casi cualquier actividad humana. Estados Unidos tiene más leyes penales que cualquier otra nación en la historia una consecuencia de ello es la  aplicación selectiva de estas leyes en las zonas pobres donde se concentra mayormente la policía, en nombre de intereses políticos, económicos y demográficos  que no tienen relación alguna con la delincuencia o del crimen. El elemento más “radical” que puede plantear un desafío a los ricos y poderosos es silenciado y neutralizado mientras más riqueza y poder se concentran en menos manos.

– El complejo carcelario industrial  ha creado dentro de Estados Unidos áreas que funcionan como las colonias del tercer mundo. Los sistemas penitenciarios alquilan a los presos como esclavos para las grandes corporaciones por unos centavos por día. Los presos llevan a cabo tareas de tratamiento de datos o de la industria del automóvil que antes se encomendaban a trabajadores en libertad . Los trabajadores desempleados se convierten en los delincuentes desesperados del mañana,  encerrado bajo llave y de espaldas a su antiguo sindicato…  en la fábrica de la cárcel…  por unos centavos por día…

– Las personas presas de hoy serán vecinas suyas mañana. Cuando se los deja en libertad no viven en las mansiones atrincheradas de los ejecutivos de Fortune 500;  viven a su lado. Como cuestión práctica, ¿quiere tener a su lado a otro trabajador con experiencia de activismo comunitario que puede usar sus habilidades para una vida funcional, o prefiere a un criminal amargado, desesperado, con ninguna perspectiva y poco o nada que perder?

– El sistema penitenciario moderno es  un sistema de alerta del gobierno. Todas las estrategias y tácticas de vigilancia, de control de multitudes y de desactivación de la población se han perfeccionado en las poblaciones presas antes de ser empleadas en el mundo libre. Centralizado de vigilancia masiva incluyendo monitoreo mediante cámaras de seguridad y puesta en común de datos informáticos se originan en la cárcel; tácticas de respuesta tales como el uso de armas eléctricas y sprays de pimienta,  acordonamiento de turbas y formación de escuadrones antidisturbios…todas ellas se han aplicado antes en los correccionales. Incluso el uso de la tortura se empleó con los presos antes de ser de uso corriente. Las instituciones aprietan a los presos como apretarán a los trabajadores. Así pues, las condiciones queque se tolera que sufran los presos son las condiciones que los trabajadores sufrirán mañana.

Dejando aparte los sentimientos personales sobre el crimen, la clase obrera tiene intereses que le obligan a coincidir con los intereses de las personas presas. Quienes quieran ver disminuir el crimen han de solidarizarse con los trabajadores presos, darles apoyo y luchar por un aumento de las oportunidades y de la prosperidad que se convierta en una alternativa real a la delincuencia. Contacta con IWW para saber cómo hacerlo.

3) Presentación de IWOC  – Incarcerated Workers Organizing Comittee / Comité de IWW para la Organización de los Trabajadores Encarcelados.

Aunque todos conocemos muchas luchas cotidianas en nuestro entorno, un grupo que suele caer en el olvido es el de los encarcelados. En los Estados Unidos de América, estos trabajadores están sometidos al régimen de esclavitud de la Decimotercera Enmienda de la Constitución, que prohíbe la esclavitud “excepto como castigo por un crimen”. Más de tres millones de almas son exprimidas por un destructivo encarcelamiento, y millones más por la libertad condicional, bajo palabra o por las discriminaciones legales posteriores al fin de la condena. Sometidos a una explotación por cuatro perras, hay pocos sectores de la clase obrera con más necesidad de apoyo y de caminos para cambiar el sistema que los ataca.

Cada vez más gente en prisión expone su propia vida para acabar con un estado de tortura y explotación. Mediante huelgas laborales en Georgia y Alabama, mediante huelgas de hambre en California, mediante acciones de masas a lo largo del país, presos y miembros de IWW están pidiendo un cambio. Pusimos en marcha el Comité para la Organización de los Trabajadores Encarcelados como respuesta a las peticiones de apoyo por parte de los presos. A los veintiuno meses de la formación del Comité, en 2014, cerca de 700 personas se han afiliado en prisión a la IWW. Sus cartas pueden leerse en nuestra bitácora.

Nuestro papel como sindicato revolucionario está claro: actuar en solidaridad con las personas encarceladas para su organización, para la mejora de sus condiciones y para atacar al sistema de opresión en conjunto. Nuestros miembros participan en encierros, huelgas y acciones colectivas. Juntos combatimos a la tortura, a las represalias, a los falsos diagnósticos médicos.

Uniendo tu apoyo y el valiente liderazgo de los que están dentro podemos hacer mucho más. Buscamos recaudar fondos con los que pagar la dedicación completa de activistas que hayan estado en prisión y que trabajando con los presos y sus familiares saquen a la luz un movimiento imparable.

Fuente y mucha más información en: iwoc.noblogs.org

El 9 de septiembre se ha convocado una huelga a lo largo de las cárceles de Estados Unidos. El portal http://www.alasbarricadas.org seguirá informando.

Anuncios