UNA PEQUEÑA HISTORIA VALSUSINA

Escuela media de una población de la zona baja del Valle de Susa.

Una mañana como tantas otras: timbre, todos a clase, y mientras se charla llega el profesor. “Hoy no hay clase, vamos al gimnasio a escuchar el arma de los carabineros”.

Y así se alinean y se toman posiciones.

El carabinero explica con detalle cuanto bien hacen a la población, explica así el acoso escolar y como pueden intervenir en casos similares, que su misión es la de ayudar a los más débiles y frenar a los malos, en fin un bonito vídeo donde se ven coches derrapar, malvados arrestados y niños salvados.

Todo parece finalizado de la mejor manera… pero hay un “pero”. Porque los niños pueden hacer preguntas y la primera la hace una niña que asiste a sexto grado (11 años) y que cándidamente afirma “Vosotros decís que hacéis mucho bien, pero en este valle sé que pegáis y aporreáis a los “no tav”, a mí me parece que no lo hacéis bien”.

A lo que el policía se muestra por lo que es, y en lugar de cerrar la pregunta con una broma inicia una larga exaltación contra los no tav: son “desobedientes” (utiliza exactamente este término) “no escuchan como cuando un niño no escucha a su madre” y en un crescendo wagneriano empieza a explicar que se camuflan, tiran piedras y bombas, atacan las redes y hacen cosas ilegales y esta última palabra la repite más veces.

La niña escucha, y acabado el discurso, se encuentra todavía con el micrófono en la mano y entonces rebate “pero me parece que los primeros en ser ilegales sois vosotros. Disparáis gases lacrimógenos que están prohibidos en todo el mundo, justamente vosotros que deberíais ser legales”. En ese momento sucede aquello que no te esperas.

Sucede que todos los niños empiezan a aplaudir y vitorear a la pequeña niña de sexto y que el carabinero no consigue hablar de nuevo.

Ella, en medio del clamor, rompe a llorar por la emoción, mientras todos los niños se le abalanzan: hay quien la felicita, quien la abraza, y quien le dice que es una pequeña heroína.

En las horas siguientes no se habla de otra cosa. De la “sextilla” que ha acallado al policía.

Os aseguro que todo es cierto! Explicado  por los directos interesados.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s