Eric Garner: Morir por un cigarrillo

we-cant-breathe

El nombre de Eric Garner ahora está consagrado en un nefasto capítulo de la historia.

Se une a los nombres de Mike Brown, Ramarley Graham, Alan Blueford, Dontre Hamilton y miles más quienes fueron asesinados por personas pagadas por sus impuestos ––por policías.

De cierta manera, el caso de Garner fue más atroz que el de Brown porque su asesinato fue grabado en video, y uno observa su derribo, su incesante asfixia, su desvanecimiento y uno poco después, su muerte. El pretexto del asalto policiaco fue que Garner violaba la ley al vender un cigarrillo del llamado mercado negro.

En las calles de una ciudad tras otra, las palabras “No puedo respirar” se agregan a la frase “Manos arriba”––unos recordatorios de los asesinatos de Garner y Brown a manos de la policía.

Los dos casos también son notables por el comportamiento increíblemente insensato del gran jurado en general, el cual se ha mostrado incapaz de acusar a un policía de un delito.

El gran jurado emigró a Estados Unidos desde Inglaterra, donde un cuerpo de una docena de caballeros bajo la dirección de un barón u otro noble investigó a los casos y levantó cargos contra un acusado. Luego se volvieron herramientas de investigación de los reyes y hoy en día son instrumentos de los procuradores. Ahora como en aquel entonces se utilizan para acusar a quienes quieran y exculpar a quienes quieran.

La gente se enfurece por su larga historia de proteger a los policías, incluso a los policías asesinos.

Esto sigue ocurriendo en tiempos de la proliferación del encarcelamiento masivo, cuando la mayoría de los casos de los presos nunca han sido investigados por un gran jurado, a diferencia de los casos de la mayoría de los policías.

El sistema está construido para proteger a los policías, aún cuando su conducta es de lo más indignante. Ésta es la cruda verdad.

Mientras la nación celebra algunos eventos históricos del movimiento de derechos civiles que se llevaron acabo desde hace medio siglo, la fea y desesperante realidad de la vida y muerte actual de los negros en Estados Unidos, hace que esa historia se sienta totalmente hueca.

Desde la nación encarcelada, soy Mumia Abu-Jamal.

-© ’14 maj

4 de diciembre de 2014
Audio grabado por Noelle Hanrahan: www.prisonradio.org
Texto circulado por Fatirah Litestar01@aol.com
Traducción Amig@s de Mumia, México

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s