La Brigada George Jackson, hombres contra el sexismo y lucha gay en prisión

La Brigada George Jackson (BGJ) fue un grupo urbano guerrillero que funcionó en Seattle desde 1975 a 1978. El grupo asumió su nombre después de que George Jackson, un Pantera Negra encarcelado, fuera asesinado en la Prisión de San Quintín, California, en 1971. La Brigada se componía de ex-convictos desempleados, estudiantes y comunistas y anarquistas de clase trabajadora. El grupo no tenía líder y todas las decisiones se tomaban en conjunto.

Las primeras acciones del grupo en la primavera de 1975 se centraron en torno a la lucha obrera en Seattle. Una agencia de empleo había rechazado contratar a gente negra, desencadenando una campaña popular contra ella. Hubo muchos piquetes o bloqueos en las oficinas de la agencia de empleo en los que muchísimas personas acabaron arrestadas. La prensa cubrió concienzudamente esta lucha popular.j.j

Encontrando oportuno intervenir en la lucha, la Brigada colocó una bomba en la sede de la agencia de empleo en mitad de la noche, destrozando completamente el edificio sin herir a nadie. También hicieron circular un panfleto entre los asistentes a las manifestaciones que criticaba que la lucha se hubiera centrado en la cuestión de la raza más que en el desempleo generalizado. Más tarde, la Brigada saboteó equipos de construcción, quemó un camión y dañó un CAT(4) que pertenecía a la misma racista agencia de empleo. Gracias al atentado con bomba, la empresa se negó a testificar contra los manifestantes que habían sido arrestados durante los piquetes. La Brigada no reivindicó estas acciones, ya que no quería quitar valor a la lucha ni que sus acciones fueran etiquetadas de terrorismo.

En junio, miembros de la Brigada colocan una bomba en el edificio del Departamento de Prisiones de Olympia(5), mostrando su solidaridad con todos los prisioneros de la Prisión Estatal de Walla Walla. Fue la primera vez que la Brigada reivindicaba una acción mediante un comunicado ante la prensa y la población. En agosto, pusieron una bomba en la oficina del FBI de Tacoma y en la Oficina de Asuntos Nativos (6) de Everett el mismo día. Se llevó a cabo en respuesta a la represión contra el Movimiento de Indios Americanos(7) por parte del FBI y la Oficina. Estos atentados no fueron reivindicados.

A finales del verano, después de tres acciones exitosas, los miembros de la Brigada estaban contentos e ilusionados. Todas sus acciones se habían planeado y ejecutado con sumo cuidado, sin dejar heridos y resonando entre la población. Con la Brigada, Seattle se había unido a la lucha armada internacional contra el capitalismo. Parecía como si el verano de 1975 marcara el inicio de una nueva ofensiva.

Pero la vida es incierta, está llena de trampas, y siempre se muestra deseosa de poner a prueba la valentía. Una tarde de septiembre un joven no asociado con la Brigada trataba de armar una bomba en el supermercado principal de Safeway en Seattle. Por entonces la Safeway era mucho más corrupta y explotadora sobre sus trabajadores agrícolas inmigrantes que en la actualidad, y había comenzado a ser objeto de protestas, piquetes e incendios a lo largo de EEUU. Esa noche, el joven voló por los aires mientras colocaba la bomba. Tras escuchar su muerte en las noticias, la Brigada inmediatamente planeó su venganza. Al contrario que en sus acciones previas, la planificación se hizo con prisas. Una bomba de relojería se colocó en un paquete de comida de perro del principal supermercado de Safeway y sus componentes telefonearon rápidamente a la policía para decirles que evacuaran el establecimiento. Con la intención de hacer que la BGJ quedara como un monstruo ante la población, la policía no avisó a Safeway para que evacuara el lugar. La bomba hizo explosión, causando heridas leves a varios clientes.

Los miembros de la Brigada lamentaron en el corazón el desastre. El resto del otoño y el invierno de 1975 los pasaron encerrados en auto-critica. Lo que ocurrió fue que el recelo general y el enfado de la población hacia Safeway se había vuelto contra la gente pobre de la misma población. La planificación apresurada fue un factor que causó estos heridos.

No sería hasta el año nuevo de 1976 que la Brigada actuaría de nuevo.

En un intento de practicar la autocrítica en sus acciones, hicieron explotar una bomba en las oficinas regionales de Safeway en Bellevue, sin herir a nadie. En la misma noche, la Brigada puso una bomba en la subestación eléctrica de la ciudad que suplía de energía al barrio rico de Laurelhurst, destrozándola completamente. En ese momento los trabajadores de la compañía eléctrica municipal estaban en huelga, y montaron un piquete en torno a las ruinas, combatiendo a los esquiroles que la empresa había pagado para su reconstrucción. Después del error de la bomba del supermercado, la Brigada recibió apoyo y reconocimiento en sus acciones por parte de las clases populares trabajadoras. El grupo había golpeado a dos explotadores en una noche y las razones no podían ser más claras.

Desafortunadamente, uno de los miembros de la Brigada fue asesinado por la policía tres semanas más tarde durante el atraco a un banco en Tukwila. Otros dos miembros del grupo resultaron capturados durante el atraco, mientras que el resto de la Brigada tuvo que abrirse paso a tiros para huir de la emboscada. En marzo, mientras uno de los prisioneros estaba siendo transportado a una cita con el médico, el grupo atacó a los policías que lo custodiaban y lo liberaron. En el proceso, un guardia resultó herido de un disparo.

Después de la liberación del prisionero, el grupo se retiró al agrario Oregón para reagruparse después de su derrota. No sería hasta 1977 cuando el grupo aparecería de nuevo. Pero esa es otra historia.

El 10 de marzo de 1976, miembros de la Brigada George Jackson liberaron a su compañero John Sherman de la custodia policial. Sherman había resultado arrestado junto con Ed Mead durante el robo al banco de Tukwila de varias semanas antes. La policía atacó a la Brigada cuando abandonaban el banco, disparando a John Sherman en la mandíbula y matando a Bruce Siedel. Al meter la policía a los compañeros capturados en sus coches, la Brigada continuó haciendo fuego sobre la policía hasta que lograron escapar.

La Brigada se llevó cerca de 43000 dólares, dinero que necesitaban desesperadamente para continuar operando clandestinamente. En ese momento, los atracos a bancos eran un método común que los grupos guerrilleros usaban internacionalmente para financiar sus actividades.

John Sherman era transportado de la Cárcel de King Country al Centro Médico de Harbourview para una cita con el médico cuando la Brigada lo liberó. Durante la liberación, la Brigada disparó al policía que custodiaba a Sherman y escaparon. Para reivindicar esta acción, la Brigada envió una bala de la misma pistola usada en el atraco al banco al Seattle Post-Intelligence8 en el Día Internacional de la Mujer. También enviaron el telegrama de la boca herida de John Sherman a una estación local de radio.

Tras esto, la Brigada desapareció en el agrario Oregón, dándose tiempo para reponerse, lamentarse y analizar críticamente sus acciones.

descarga1La Brigada sólo había perdido dos miembros. Ed Mead estaba en la Prisión Estatal de Walla Walla y Bruce Siedel estaba muerto. Ambos habían sido amantes de otros miembros de la Brigada y habían vivido intensa e íntimamente con ellos durante meses.

La herida que tenían en todos sus corazones era profunda, mientras acordaban una banal y lenta existencia en las localidades del Oregón rural. Muchísimas personas de esas localidades les ayudaron, algunos a sabiendas, y otros sin saberlo. Liberar a su amigo había consumido todos sus escasos recursos y la Brigada aprendió a la fuerza un nuevo nivel de autosuficiencia.

Mientras estaban ocultos, se convocó un Gran Jurado y se llamó a declarar a la mayoría de izquierdistas y militantes de Seattle sobre lo que sabían de la Brigada George Jackson. Mientras todavía se ocultaban, el grupo envió una carta escrita a mano a los medios de comunicación para esclarecer el nombre de la mujer de la que las autoridades decían que había firmado uno de los comunicados de la Brigada. Algunos izquierdistas cooperaron con el Gran Jurado, otros se negaron y fueron encarcelados, y la izquierda entera de Seattle quedó bajo una intensa represión durante meses.

En medio de la represión, el FBI imputa y encarcela a un activista anticarcelario pagando a un yonqui para que dijera que el activista había participado en una acción de la Brigada. El FBI dio más tarde al yonqui una nueva identidad. Durante este período de tiempo, se sentenció a Ed Mead a múltiples cadenas perpetuas por su participación en la Brigada. A pesar de la represión, el Gran Jurado quedó finalmente derrotado, sin haber conseguido nada y tras ser instado por la ley a disolverse.

Conscientes de que tenían que continuar haciendo acciones, los miembros de la Brigada comenzaron a reunir herramientas y equipamientos. Con rapidez se lanzaron a una nueva campaña de atracos para recaudar fondos para su siguiente ofensiva.

Después de hacerse con 25000 dólares, a la vez que también usaban cheques falsos para comprar comida y otras necesidades, el grupo deja el campo oregonés y vuelve al área de Seattle. Una vez ahí, acordaron pasar a la clandestinidad y comenzaron a planear su siguiente ataque contra el sistema capitalista global.

El 12 de mayo de 1977, la Brigada colocó dos bombas en dos sucursales del Rainier National Bank(9) en Bellevue. Esta acción se llevó a cabo para apoyar la huelga que acababa de empezar dentro de la Prisión Estatal de Walla Walla.

La huelga había surgido en respuesta a las largas temporadas en aislamiento y a los programas de modificación del comportamiento psiquiátrico que se estaban practicando en la prisión. Fue la huelga más larga de la época de los presidios del Estado de Washington.

Cuando la huelga finalizó, se había logrado la garantía por parte del Departamento de Prisiones de que las prácticas bárbaras en las prisiones se detendrían. Conforme avanzaba el tiempo, muchísimas personas vieron que las promesas resultaron vacías, habiendo ocurrido muy pocos cambios en la cárcel. La Brigada hizo saltar por los aires la sucursal de Bellevue porque la entidad financiera estaba ligada al periódico Seattle Times. El periódico había publicado artículos que condenaban y demonizaban la huelga de los reclusos.

Así es como la segunda ofensiva de la Brigada George Jackson comenzó en el verano de 1977. Con las memorias de sus camaradas caídos y capturados en sus corazones, el grupo incrementó sus esfuerzos.

Después del atentado contra las dos sucursales del Rainier National Bank, la siguiente acción de la Brigada fue hacerse con más dinero. Obviamente, vivir en la clandestinidad no les permitía ganar dinero gradualmente, y necesitaban grandes sumas de dinero para alquilar casas, preparar bombas, conducir coches y comprar comidas. El 21 de mayo de 1977 la Brigada atracó la tienda estatal de licores de Newport Hills, cerca de Bellevue.

Durante el atraco, la Brigada tuvo que llevarse la billetera del encargado porque éste había robado 1300 dólares de la caja. Al día siguiente, la Brigada devolvió la billetera al encargado con todo su dinero personal (unos 45 dólares) dentro.

tildesEl 20 de junio de 1977, la Brigada atracó una sucursal del Rainier National Bank cercana de Bellevue, prosiguiendo su patrón de robo donde vive la gente rica(10). Huyeron del banco con 4200 dólares. En un comunicado emitido tras el atraco, la Brigada se atribuye el mérito de sus acciones y recordó al lector que Rainier National Bank fue específicamente elegido como blanco por financiar el Seattle Times. El artículo desinformaba sobre la lucha tomando parte por la Penitenciaría Estatal de Walla Walla, donde el miembro de la Brigada Ed Mead estaba preso. En el mismo comunicado, la Brigada aseguraba a sus lectores que todo el dinero se usaría para realizar más acciones.

Fiel a su comunicado, la Brigada actuó en menos de dos semanas.

Desafortunadamente, lo que más logró la Brigada en su siguiente acción fue el caos. El 3 de julio, la noche anterior a la orgía nacionalista del Día de la Independencia, la Brigada se dejó caer por Olympia y colocó una bomba de tubo (11) cerca de un transformador eléctrico adyacente al Ayuntamiento.Dieron la voz de alarma, conminando a las autoridades a evacuar el área en media hora. Cuando a la media hora no hubo explosión, la policía buscó la bomba, la encontró y logró desactivarla. En el comunicado explicando la intención del ataque, la Brigada dijo que su atentado con bomba se realizaba por los prisioneros de Walla Walla que todavía estaban sufriendo largos períodos en aislamiento. En el agosto de ese verano se reemplazó al alcaide y los prisioneros salieron de su solitario confinamiento.

El otoño estaba próximo cuando Rita Brown, vestida de hombre, entró en el Old National Bank (12), le pasó una nota al cajero indicándole que tenía una pistola, y abandonó el espacio con 1100 dólares. Once días después, el 19 de septiembre, de nuevo travestida, le pasa una nota al cajero del People’s National Bank (13) de la Avenida 76. La nota simplemente dice “ESTO ES UN ATRACO, TENGO UN ARMA. LA BRIGADA GEORGE JACKSON. Salió del banco con 8200 dólares, más dinero del que la Brigada hubiera podido robar. Con cerca de 10000 dólares, la Brigada preparó su siguiente campaña.

Mecánicos de varios sindicatos de trabajadores de la industria automovilística fueron a la huelga e hicieron piquetes en sus concesionarios. Miembros de la Brigada se unieron a las líneas de los piquetes, tuvieron conversaciones y decidieron que las hileras de sindicalistas no desaprobarían un ataque contra las empresas. Su primera bomba no explotó, pero el 12 de octubre, detonaron con éxito una bomba en el concesionario S.L. Savidge.

La Brigada se aseguró dejar claros son motivos en un comunicado que dejaban claro que no tenían relación con los sindicatos y actuaban de forma independiente. Tres días más tarde, el grupo volaba dos vehículos en el concesionario Dodge. Tres días después de esto, individualidades anónimas pincharon los neumáticos de unos 80 vehículos de un concesionario de la Ford, evaluándose en unos 5000 dólares los daños producidos. La Brigada no fue la responsable de esta última acción, por lo que la Brigada acertó al considerar que las filas sindicalistas apoyarían el sabotaje clandestino.

Mientras tanto, en Alemania, otra guerrilla urbana llamada Fracción del Ejército Rojo (RAF) fue objeto de un escándalo internacional.

En abril de 1977 tres miembros de la RAF fueron condenados a muerte y encarcelados. Ese septiembre, miembros de la RAF secuestraban a Hanns Martin Schleyer, el presidente de la Patronal de la República Federal. Schleyer había sido miembro del Partido Nazi y de las SS durante la Segunda Guerra Mundial. Como respetado hombre de negocios en la posguerra del oeste alemán, Schleyer representó la hipocresía, la ceguera y el inquebrantable fascismo de la democracia alemana. La RAF declaró que no soltaría a Schleyer a menos que sus camaradas fueran puestos en libertad.

El gobierno alemán no respondió a estas demandas, y el 16 de octubre un comando de camaradas palestinos secuestraba un avión de Lufthansa, diciendo que liberarían a sus rehenes sólo si se excarcelaba a los miembros de la RAF. El avión aterrizó en Somalia para repostar y miembros de las Fuerzas Especiales Alemanas lo asaltaron. Tres de los secuestradores murieron y los rehenes fueron liberados. A la mañana siguiente, varios prisioneros de la RAF estaban muertos en sus celdas. Las autoridades declararon que se habían suicidado, pero lo común fue pensar que se había ejecutado a los prisioneros.

Para vengarse, la RAF condujo a Hanns Martin Schleyer dentro de un bosque, le disparó en la cabeza y dijo a los medios de comunicación dónde podían encontrar al nazi muerto. Para expresar su solidaridad internacional con la RAF, la Brigada hizo explotar el concesionario de la Phil Smart y Mercedes Benz en Bellevue el primer día de noviembre.

Se eligió ese concesionario porque Schleyer fue con anterioridad presidente de la Daimler Benz, la fábrica de los coches de Mercedes Benz. Dos días después de su acción, la Brigada publicaba las cuarenta páginas de su declaración política, El Poder del Puebloes la Fuerza de la Vida, un texto que detalla todas sus proezas con sus propias palabras.

Inspirada por las acciones de la RAF, el siguiente plan de la Brigada fue raptar al director del Departamento de Servicios Sociales y Sanitarios, la persona que supervisaba todas las prisiones del Estado de Washington. Sus planes estaban en marcha cuando lo impensable ocurrió. Rita Brown resultó capturada, el grupo huyó de Seattle, y el miedo comenzó a dominar sus mentes.

Aquellos que se rebelan de verdad, que luchan con todo su corazón, siempre arriesgan lo máximo. Arriesgan sus vidas, sus amores, su libertad. Y así fue que el pequeño grupo de rebeldes quedó reducido a tres.

Janine Bertram, John Sherman y Therese Coupez escucharon en la radio de la policía que las autoridades habían capturado a su compañera Rita Brown el 4 de noviembre de 1977. Inmediatamente huyeron a un hogar seguro en el norte de Seattle y encontraron en su camino una nueva casa en una colina apartada de Tacoma. En un comunicado emitido después de la detención de su compañera, la Brigada escribió: “Aprendemos mil veces más de una derrota que de una victoria. Esto es cierto, pero sólo la extensión de lo que hacemos es lo que hace real nuestra práctica. Y lo haremos real porque os amamos, y amamos la libertad, y porque somos parte de las masas de gente y un puñado de ruines capitalistas y sus lacayos no son un obstáculo para nosotros. Así que tened cuidado y permaneced a la espera. La victoria es inevitable”.

La amante de Rita, Janine, estaba desmoralizada por su detención. Ya en su nuevo y seguro hogar, Janine escribió a su amor perdido en su diario. John y Therese, una pareja heterosexual, le ofreció su pequeño soporte emocional. “Cuando digo que te quiero, lo digo llorando. Joder, no necesito ese apoyo”, escribió. El grupo intentó mantenerse disciplinado, pero en vez de eso comenzaron a devorarse. Después de un atraco a un banco, John perdió misteriosamente una buena parte del botín robado. “Me pregunto lo que ha hecho con esos 150$”. John tenía problemas con el juego y mentía constantemente sobre lo que hacía con el dinero del grupo.

Después de este robo, el grupo no hacía más que leer, ir a ver películas y abusar de las drogas para enmascarar el dolor que sufrían por sus pérdidas. “Es duro mantener una visión clara de la necesidad de este trabajo cuando estoy completamente sola. Lloros y más lloros… ni una amiga en el mundo”, escribía Janine. Finalmente el dinero se agotó, parte de él para pagar el alquiler y la comida, y otra parte malgastado en el juego y las drogas.

El grupo decidió robar otro banco el 8 de diciembre de 1977. “Tengo un miedo que me cago encima. No sé cómo lo esconderé”, escribió Janine antes del atraco.

Afortunadamente, el grupo fue capaz de escaparse con 3966$ del banco de Tacoma.

Pocos días después, algunos compañeros de confianza originarios de Seattle fueron a darles regalos, consolarles y darles ánimos de parte del movimiento en la calle.John continuó apostando dinero, volviendo al refugio una noche tras haber perdido 800$. Therese se enfrentó a él, pero Janine permaneció pasiva y se limitó a oír cómo Therese y John se chillaban mutuamente. Cuando Janine comenzó a expresar sus críticas a John y Therese, ésta última defendió furiosamente a su hombre. Esto sólo incrementó todavía más la soledad de Janine, pero afortunadamente un grupo de mujeres de Seattle fueron a visitarla. “Muchísimas mujeres te envían su luz blanca” 14, escribió en su diario a Rita.

Sin duda, la comunidad femenina de Seattle estaba apoyando a Rita.

Además de esto, las mujeres visitantes instaron a Janine a que intentara aprender técnicas de meditación que le permitieran contactar psíquicamente con Rita. En su diario, Janine describió sus conexiones psíquicas crecientes y cada vez más poderosas.

El 23 de diciembre el grupo plantó una bomba en la subestación eléctrica Puget Sound Power & Light en Tukwila. Realizaron un aviso y veinte minutos después la bomba explotó, sin herir a nadie. En su comunicado, el grupo dijo que la acción tenía la intención de “protestar contra las condiciones criminales e inhumanas de la Cárcel de King Country”. Su compañero preso Mark Cook15 permanecía en aislamiento desde hacía veintiún meses en esa cárcel y el comunicado animaba a todo el mundo a hacer lo que pudiera para conseguir que acabara este tipo de trato.

Al día siguiente, una mujer llamó a KOMO TV y dijo al operador que una bomba explotaría en un camión de la empresa en quince minutos. La bomba detonó y lo hizo añicos. En un comunicado emitido tras la explosión, la Brigada dijo que la acción era en solidaridad con los mecánicos que todavía estaban en huelga. El local del sindicato de mecánicos repudió el ataque, pero la Brigada mantuvo su fe en las bases obreras.

John continuó desperdiciando el dinero y las dos mujeres le prohibieron salir a la calle. No las hizo caso, y Janine comenzó a fantasear con que ella y Rita le daban de hostias. Con su grupo haciéndose pedazos, Janine comenzó a dudar de la lucha armada, de ella misma y de sus ilusiones. Después de un fortuito atraco a un banco que acabó con una chapucera huída a tiros de la policía, John recibió un disparo en la pierna, y siguió abriendo fuego contra la policía hasta que la capturaron. Janine escribió que no sabía si esto le “animaba o conducía a la locura”. El diez de enero, la Brigada robaba otro banco, haciéndose con 2518 dólares.

El 11 de enero, Rita Brown era declarada culpable de los cargos que se le imputaban.

Esto produjo en Janine tristeza y confusión. “Sería apropiado que le dijeras lo feliz que eso te hace, pese a que la gente entiende un veredicto así como algo malo”. El grupo continuó disgregado, incapaz hasta de jugar a un juego de mesa sin acabar peleándose.

El 20 de enero un grupo de compañeros no clandestinos les visitó y les llevó la declaración entera de Rita en el juzgado. El ver que su amada seguía rebelde y fuerte refrescó y rejuveneció a Janine. Un mes más tarde, Rita Brown fue sentenciada a veinticinco años.

Después del atraco a un banco en University Place del que extrajeron 1899 $, la Brigada recibió un comunicado de un grupo llamado “Aquelarre”. Era un grupo callejero y en su texto aplaudían algunas acciones d la Brigada y criticaban otras. Animaban a un mayor diálogo entre los grupos clandestinos y los que operaban públicamente, destacado el abismo que separaba las acciones del grupo. Ambos aspectos de la lucha eran necesarios, pero hacía falta que hubiera más comunicación. La Brigada no respondió a este comunicado inmediatamente, pero finalmente invitó a algunos compañeros a comenzar a elaborar una nueva estrategia. Poco después de esto, el grupo quedó disuelto.

Las dos se rindieron dentro su coche, aparcado junto a una hamburguesería, cuando el FBI las rodeó poco después del atraco a un banco el 21 de marzo de 1978. El grupo sólo fue tan fuerte como lo fue cuando sus miembros se amaron y confiaron los unos en los otros. El amor sacó a compañeros de la cárcel e impulsó al grupo al interminable camino de atracar bancos. La confianza mantuvo al grupo feliz, motivado y valiente. Tan pronto como el grupo comenzó a dar vueltas sobre sí mismo, sus días estaban contados.

4 Transporte especial para mercancías peligrosas

5 Department of Corrections, “Departamento de Correcciones” literalmente.

6 Bureau of Indian Affairs (BIA). Organismo adscrito a la Secretaría de Interior que desde 1824 regula la vida de las reservas indígenas, el control policial y la distribución de los víveres.

7 Organización de derechos civiles creada en 1968 para ayudar a los indios desplazados de las ciudades por el gobierno. Tras el surgimiento de los Panteras Negras, se aliaron con ellos y copiaron muchos de sus métodos, recibiendo una inusitada represión que conllevó el encarcelamiento de la mayoría de sus dirigentes y el decrecimiento de la organización, que actualmente prosigue a nivel local en algunas zonas.

8 Periódico oficial local de Seattle, fundado en 1863 y existente en la actualidad.

9 Corporación familiar bancaria local fundada en 1889, absorbida a día de hoy por otra corporación.

10 Bellevue es una ciudad periférica de Seattle de población general muy pudiente. La burguesía explotadora en Seattle vivía y sigue viviendo en Bellevue.

11 Pipe bomb. Artefacto explosivo casero consistente en un objeto alargado con explosivos en un extremo y el detonador (un temporizador o accionado manualmente) en el otro.

12 “Viejo Banco Nacional”. Uno de los primeros bancos de EEUU, fundado en 1834.

13 “Banco Nacional Popular”, principalmente regional.

14 White light, literalmente. Encontré en un foro una definición espiritual de lo que quiere decir

esto: Energy that balances and restores, natural and available to all living things. Emanations from

the spiritual, the light of God. “Energía que equilibra y restaura, natural y localizable en todas las cosas vivas.
Emanaciones desde lo espiritual, la luz de Dios”.

15 Único componente afrodescendiente del grupo, arrestado tras la liberación de John Sherman.

Untorelli Press/Tides of Flame

Descarga aquí el PDF completo

Anuncios